Leo en Plano americano (Diego Portales), antología de perfiles y entrevistas de la reportera Leila Guerriero, unas declaraciones de Hebe Uhart (1936) —cuyo libro Visto y oído (ediciones de Adriana Hidalgo) recomiendo a todos los viajeros—, en las que la estupenda (y entre nosotros poco conocida) escritora argentina se refiere a los hoteles que prefiere: “A mí me gustan de tres estrellas, no más. El otro día la editorial me mandó a uno de Córdoba, que era de cuatro, y había un tipo abriéndote la puerta. No me gusta eso. Ya le dije a la editorial que la próxima vez me manden a uno de tres”. Ya ven: el sueño del departamento de mercadotecnia de cualquier editorial española. Sobre todo ahora, cuando, para ahorrar, hasta las patatas fritas y el vino (“español”) han sido extraditados de las presentaciones de libros, otra pérdida irreparable de nuestro miserable Zeitgeist. (18/05/2013)